Experiencias Proyectos (Fase 3)

Grupo 1. Guía actuación acoso callejero:

En esta etapa nos encontramos con sensaciones y emociones muy gratas porque implica hablar de una de las etapas más productivas y motivantes de realizar un trabajo que reconoce la valía de las personas, y en particular de las mujeres, teniendo en cuenta sus múltiples potencialidades, y facetas; y reconociendo las cotidianas tareas “ensombrecidas” que al relucir en la superficie consiente le permiten dimensionar un espectro de experiencia fascinante, y revalorarse en términos que empoderan. Creo que se nos ha visto en esta última fase más relajadas en el lenguaje usado, con el fin de motivar de forma sincera y sencilla las emociones de quien lea esta guía. Probablemente reconociéndonos unas cuantas virtudes empolvadas también nosotras. Ojalá sea enriquecedor y de valía para que las percepciones de muchas personas se modifiquen en pro de una salud emocional y un retroceso de aquellos temores incapacitantes. Nos sentimos motivadas en esta etapa, deseando ver cómo ensambla todo el proyecto final.

Grupo 3. Campaña sensibilización:

El trabajo grupal en la Fase 3 del proyecto Campaña de sensibilización del acoso sexual callejero consistió en analizar los resultados y evaluar si se han cumplido las pretensiones a la hora de diseñar la campaña y su ejecución.

Previamente a la evaluación de la campaña, hemos realizado otras tareas que corresponden a la gestión de la campaña en las redes sociales. Hemos difundido la cuenta de correo electrónico, la cuenta de Twitter y la página de Facebook que habíamos creado en la fase 2 entre nuestras redes personales, círculos afines y organizaciones y perfiles feministas. A través de estas cuentas hemos dado a conocer nuestra campaña de sensibilización contra el acoso sexual callejero y hemos abierto un espacio de denuncia del acoso sexual callejero, hemos difundido noticias y campañas relacionadas con el acoso sexual callejero o con otras causas feministas y por último hemos promovido la petición de recogida de firmas en Change.org por mail a través de nuestras redes personales y a través de las redes sociales antes comentadas.

La primera tarea ha consistido en evaluar el alcance y la consecución de los objetivos. Nos habíamos planteado como objetivo visibilizar el acoso sexual callejero, informar sobre el concepto de acoso sexual callejero y denunciar este tipo de acoso. Como formas de participación, animar a la difusión de la campaña y visibilizar el acoso sexual callejero compartiendo experiencias y denuncias.

Partiendo del objetivo de visibilizar el acoso sexual callejero, hemos considerado valorar el alcance de la petición de recogida de firmas “Impulsar una campaña pública para la prevención del acoso sexual callejero” en Change.org dirigida al ayuntamiento de Cádiz en base al número de personas que han firmado la petición. Hemos conseguido 31 firmantes. No habíamos planteado ningún número de referencia, pero basándonos en que la propia plataforma de Change.org considera la primera meta en 100 personas, podemos considerar que el alcance conseguido ha sido insuficiente para podernos dirigir al ayuntamiento de Cádiz con esta petición y una lista de firmantes.

Para valorar el alcance de la campaña de prevención del acoso sexual callejero en las redes sociales hemos utilizado las estadísticas de Twitter y Facebook. En el perfil de Twitter @lacallenoessolotuya hemos publicado 16 tweets, 16 personas nos han seguido, 5 personas han retweeteado la petición de recogida de firmas de Change.org, 3 personas han retweeteado mensajes sobre nuestra campaña y 2 personas nos citaron en un tweet. Según las estadísticas de la página de Facebook La calle no es solo tuya,  hemos lanzado 8 publicaciones, hemos conseguido un alcance total de 67 personas, 56 personas nos han seguido. El alcance ha sido más amplio en Facebook que en Tweeter.

En la evaluación de las formas de participación podemos considerar las 8 personas que compartieron nuestra campaña en Twitter y las 8 personas que interactuaron en Facebook (les gustaron las publicaciones, las comentaron, las compartieron o hicieron clic en ellas). A nivel cualitativo, los comentarios que se hicieron en las redes sociales sobre el acoso sexual callejero y la campaña fueron positivos respecto a la necesidad de luchar contra este tipo de violencia machista. Algunos ejemplos de los cuales fueron: “Un estigma que hay que erradicar”, “No quiero enseñar a mi hija a tener miedo de lo que pueda pasar” o “No podemos dejar que esto siga siendo lo normal. No es normal. Basta de silencio cómplice”. Sin embargo, no conseguimos que ninguna persona utilizara las redes sociales o nuestra cuenta de correo para denunciar experiencias relacionadas con el acoso sexual callejero.

 

La segunda tarea ha consistido en recoger información del impacto de la campaña.

En este caso no hemos tenido oportunidad de ponernos en contacto con ningún medio de comunicación para que se hicieran eco de nuestra campaña.

La tercera tarea ha consistido en elaborar una memoria de la campaña.”

Grupo 4. Proyecto investigación: 

“La tercera fase del proyecto de investigación que hemos llevado a cabo implica realizar un análisis global de los resultados y la elaboración de un informe final.

Nos ha permitido mostrar que el tema de la investigación , aún a sabiendas que no es el típico tema de investigación en la materia de acoso sexual callejero, es importante, que la problemática estudiada se da, es un fenómeno que sucede, tal y como hemos comprobado con las entrevistas.

Esta investigación ha permitido validar todas las hipótesis propuestas inicialmente, excepto una.

Los principales resultados de esta investigación son:

  • Las mujeres entrevistadas reconocen el acoso sexual como violencia, y por lo tanto son conscientes de denominada violencia simbólica, un tipo de violencia más sutil que la física.
  • Se comprueba que cuanto mayor es la edad, menor es la percepción de acoso sexual callejero. El sentimiento de inseguridad de las mujeres afecta a su vida cotidiana, lo que implica que durante la noche prefieran ir acompañadas y utilicen algún tipo de transporte para desplazarse.
  • Respecto a la experiencia personal de las entrevistadas, se observa como indistintamente de haber sufrido algún tipo de ataque de índole sexual, se reconoce la existencia de este tipo de violencia simbólica (porque lo han sufrido o conocen a alguien que lo ha sufrido). Por lo que, como expone una de nuestras hipótesis, “el sentimiento de inseguridad que acompaña a la mujer es adquirido durante la socialización desde el nacimiento, y no tanto motivado por haber sufrido un ataque.”

 

Esta imagen muestra los principales factores que según las entrevistadas aumenta el sentimiento de inseguridad al andar solas por la calle de noche:

imagengrupo4postFuente: Elaboración propia a partir de los resultados de la investigación.

 

Por último agradecer la oportunidad de formar parte de este proyecto, en el que hemos aprendido mucho y no sólo de la temática en cuestión, también a trabajar de manera virtual en equipo y superando las adversidades.

Judith & Ane.”

Grupo 5. Espacio de denuncia e intervención en caso de Acoso Sexual callejero

En esta fase la función principal que llevamos a cabo fue la de impartir el taller que desarrollamos en la fase 2. Tuvo lugar el día 15 de marzo, de 5:30 a 8:30 de la tarde.

Pese a que tras realizar el cuestionario de denuncia de la fase 1 fueron 106 personas las interesadas en participar en el taller, no llegaron a 10 las que finalmente aceptaron realizarlo. Fue por ello por lo que nos vimos obligadas a promocionar el taller, hasta el último momento, a través de LA CALLE TE ESUCHA para que el resto de personas, ajenas al cuestionario inicial, pudieran participar y así cubrir las plazas ofertadas (de 20 a 40). Finalmente fueron 17 las personas que recibirían el taller. Sin embargo, el hecho de tener que promocionar las plazas hasta el último momento, nos acarreó ciertos problemas técnicos, por lo que solo llegaron a participar 8.

Pese al poco número de participantes, el taller se desarrolló mejor de lo que esperábamos. La gente reaccionó bien, mostró interés y participó de manera dinámica.

Con la valoración que realizaron de nuestro trabajo las participantes, podemos sacar las siguientes conclusiones:

¿Se han cumplido los objetivos del taller?

Si, se han podido trabajar todos y se ha llegado al entendimiento que se deseaba por parte de las participantes.

¿Ha sido adecuada la planificación temporal?

Debido a los problemas que hubo para iniciar el taller, se vieron algunas dificultades para cumplir los plazos que se tenían programados pero se cumplió con la hora de finalización del taller.

Puntos favorables del taller

  • Muy buena disposición por las personas que realizaron el taller.
  • Preparación previa de las actividades
  • Manejo adecuado de la plataforma.

Puntos a mejorar

  • Planificación temporal o metodología más adecuada al ritmo de las participantes.

Satisfacción general con la realización del taller.

Fue una experiencia de la que las dinamizadoras hemos aprendido mucho para próximas ocasiones y que hemos comprobado que fue satisfactoria para las participantes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s