Experiencias Proyectos (Fase 3)

Grupo 1. Guía actuación acoso callejero:

En esta etapa nos encontramos con sensaciones y emociones muy gratas porque implica hablar de una de las etapas más productivas y motivantes de realizar un trabajo que reconoce la valía de las personas, y en particular de las mujeres, teniendo en cuenta sus múltiples potencialidades, y facetas; y reconociendo las cotidianas tareas “ensombrecidas” que al relucir en la superficie consiente le permiten dimensionar un espectro de experiencia fascinante, y revalorarse en términos que empoderan. Creo que se nos ha visto en esta última fase más relajadas en el lenguaje usado, con el fin de motivar de forma sincera y sencilla las emociones de quien lea esta guía. Probablemente reconociéndonos unas cuantas virtudes empolvadas también nosotras. Ojalá sea enriquecedor y de valía para que las percepciones de muchas personas se modifiquen en pro de una salud emocional y un retroceso de aquellos temores incapacitantes. Nos sentimos motivadas en esta etapa, deseando ver cómo ensambla todo el proyecto final.

Grupo 3. Campaña sensibilización:

El trabajo grupal en la Fase 3 del proyecto Campaña de sensibilización del acoso sexual callejero consistió en analizar los resultados y evaluar si se han cumplido las pretensiones a la hora de diseñar la campaña y su ejecución.

Previamente a la evaluación de la campaña, hemos realizado otras tareas que corresponden a la gestión de la campaña en las redes sociales. Hemos difundido la cuenta de correo electrónico, la cuenta de Twitter y la página de Facebook que habíamos creado en la fase 2 entre nuestras redes personales, círculos afines y organizaciones y perfiles feministas. A través de estas cuentas hemos dado a conocer nuestra campaña de sensibilización contra el acoso sexual callejero y hemos abierto un espacio de denuncia del acoso sexual callejero, hemos difundido noticias y campañas relacionadas con el acoso sexual callejero o con otras causas feministas y por último hemos promovido la petición de recogida de firmas en Change.org por mail a través de nuestras redes personales y a través de las redes sociales antes comentadas.

La primera tarea ha consistido en evaluar el alcance y la consecución de los objetivos. Nos habíamos planteado como objetivo visibilizar el acoso sexual callejero, informar sobre el concepto de acoso sexual callejero y denunciar este tipo de acoso. Como formas de participación, animar a la difusión de la campaña y visibilizar el acoso sexual callejero compartiendo experiencias y denuncias.

Partiendo del objetivo de visibilizar el acoso sexual callejero, hemos considerado valorar el alcance de la petición de recogida de firmas “Impulsar una campaña pública para la prevención del acoso sexual callejero” en Change.org dirigida al ayuntamiento de Cádiz en base al número de personas que han firmado la petición. Hemos conseguido 31 firmantes. No habíamos planteado ningún número de referencia, pero basándonos en que la propia plataforma de Change.org considera la primera meta en 100 personas, podemos considerar que el alcance conseguido ha sido insuficiente para podernos dirigir al ayuntamiento de Cádiz con esta petición y una lista de firmantes.

Para valorar el alcance de la campaña de prevención del acoso sexual callejero en las redes sociales hemos utilizado las estadísticas de Twitter y Facebook. En el perfil de Twitter @lacallenoessolotuya hemos publicado 16 tweets, 16 personas nos han seguido, 5 personas han retweeteado la petición de recogida de firmas de Change.org, 3 personas han retweeteado mensajes sobre nuestra campaña y 2 personas nos citaron en un tweet. Según las estadísticas de la página de Facebook La calle no es solo tuya,  hemos lanzado 8 publicaciones, hemos conseguido un alcance total de 67 personas, 56 personas nos han seguido. El alcance ha sido más amplio en Facebook que en Tweeter.

En la evaluación de las formas de participación podemos considerar las 8 personas que compartieron nuestra campaña en Twitter y las 8 personas que interactuaron en Facebook (les gustaron las publicaciones, las comentaron, las compartieron o hicieron clic en ellas). A nivel cualitativo, los comentarios que se hicieron en las redes sociales sobre el acoso sexual callejero y la campaña fueron positivos respecto a la necesidad de luchar contra este tipo de violencia machista. Algunos ejemplos de los cuales fueron: “Un estigma que hay que erradicar”, “No quiero enseñar a mi hija a tener miedo de lo que pueda pasar” o “No podemos dejar que esto siga siendo lo normal. No es normal. Basta de silencio cómplice”. Sin embargo, no conseguimos que ninguna persona utilizara las redes sociales o nuestra cuenta de correo para denunciar experiencias relacionadas con el acoso sexual callejero.

 

La segunda tarea ha consistido en recoger información del impacto de la campaña.

En este caso no hemos tenido oportunidad de ponernos en contacto con ningún medio de comunicación para que se hicieran eco de nuestra campaña.

La tercera tarea ha consistido en elaborar una memoria de la campaña.”

Grupo 4. Proyecto investigación: 

“La tercera fase del proyecto de investigación que hemos llevado a cabo implica realizar un análisis global de los resultados y la elaboración de un informe final.

Nos ha permitido mostrar que el tema de la investigación , aún a sabiendas que no es el típico tema de investigación en la materia de acoso sexual callejero, es importante, que la problemática estudiada se da, es un fenómeno que sucede, tal y como hemos comprobado con las entrevistas.

Esta investigación ha permitido validar todas las hipótesis propuestas inicialmente, excepto una.

Los principales resultados de esta investigación son:

  • Las mujeres entrevistadas reconocen el acoso sexual como violencia, y por lo tanto son conscientes de denominada violencia simbólica, un tipo de violencia más sutil que la física.
  • Se comprueba que cuanto mayor es la edad, menor es la percepción de acoso sexual callejero. El sentimiento de inseguridad de las mujeres afecta a su vida cotidiana, lo que implica que durante la noche prefieran ir acompañadas y utilicen algún tipo de transporte para desplazarse.
  • Respecto a la experiencia personal de las entrevistadas, se observa como indistintamente de haber sufrido algún tipo de ataque de índole sexual, se reconoce la existencia de este tipo de violencia simbólica (porque lo han sufrido o conocen a alguien que lo ha sufrido). Por lo que, como expone una de nuestras hipótesis, “el sentimiento de inseguridad que acompaña a la mujer es adquirido durante la socialización desde el nacimiento, y no tanto motivado por haber sufrido un ataque.”

 

Esta imagen muestra los principales factores que según las entrevistadas aumenta el sentimiento de inseguridad al andar solas por la calle de noche:

imagengrupo4postFuente: Elaboración propia a partir de los resultados de la investigación.

 

Por último agradecer la oportunidad de formar parte de este proyecto, en el que hemos aprendido mucho y no sólo de la temática en cuestión, también a trabajar de manera virtual en equipo y superando las adversidades.

Judith & Ane.”

Grupo 5. Espacio de denuncia e intervención en caso de Acoso Sexual callejero

En esta fase la función principal que llevamos a cabo fue la de impartir el taller que desarrollamos en la fase 2. Tuvo lugar el día 15 de marzo, de 5:30 a 8:30 de la tarde.

Pese a que tras realizar el cuestionario de denuncia de la fase 1 fueron 106 personas las interesadas en participar en el taller, no llegaron a 10 las que finalmente aceptaron realizarlo. Fue por ello por lo que nos vimos obligadas a promocionar el taller, hasta el último momento, a través de LA CALLE TE ESUCHA para que el resto de personas, ajenas al cuestionario inicial, pudieran participar y así cubrir las plazas ofertadas (de 20 a 40). Finalmente fueron 17 las personas que recibirían el taller. Sin embargo, el hecho de tener que promocionar las plazas hasta el último momento, nos acarreó ciertos problemas técnicos, por lo que solo llegaron a participar 8.

Pese al poco número de participantes, el taller se desarrolló mejor de lo que esperábamos. La gente reaccionó bien, mostró interés y participó de manera dinámica.

Con la valoración que realizaron de nuestro trabajo las participantes, podemos sacar las siguientes conclusiones:

¿Se han cumplido los objetivos del taller?

Si, se han podido trabajar todos y se ha llegado al entendimiento que se deseaba por parte de las participantes.

¿Ha sido adecuada la planificación temporal?

Debido a los problemas que hubo para iniciar el taller, se vieron algunas dificultades para cumplir los plazos que se tenían programados pero se cumplió con la hora de finalización del taller.

Puntos favorables del taller

  • Muy buena disposición por las personas que realizaron el taller.
  • Preparación previa de las actividades
  • Manejo adecuado de la plataforma.

Puntos a mejorar

  • Planificación temporal o metodología más adecuada al ritmo de las participantes.

Satisfacción general con la realización del taller.

Fue una experiencia de la que las dinamizadoras hemos aprendido mucho para próximas ocasiones y que hemos comprobado que fue satisfactoria para las participantes.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Experiencia Proyectos (Fase 2)

Grupo 1: Guía Acoso sexual callejero

“En esta segunda fase del proyecto de “Autodefensa en situaciones de acoso sexual callejero”, nos hemos enfrentado a un proceso de reconocimiento interno, pues al establecer y al buscar información sobre guías y pautas de actuación ante casos de acoso sexual y agresiones sexuales en espacios públicos, nos damos cuenta de que nuestra voz y nuestro cuerpo también pueden ser armas contra estas violencias permitidas y toleradas socialmente, e incluso asimiladas como algo positivo al acervo cultural.

Por lo tanto, debemos conocernos muy bien a nosotras mismas, reconocer nuestro espacio vital, saber qué queremos y qué no, y que este saber de nuestro propio deseo sea lo más importante a la hora de establecer nuestros límites, es decir, debemos confiar en lo que deseamos, lo que queremos, nos estamos obligadas a permitir absolutamente nada que no haga sentir incómodas.

El autoconocimiento es fundamental para identificar las violencias sexuales cotidianas de las que somos objetos, pues si no las identificamos no podemos actuar, y para ello es necesario realizar una reflexión profunda sobre qué es para nosotras la violencia; qué situaciones nos han hecho sentir mal en los espacios públicos; qué estereotipos sobre nosotras mismas tenemos interiorizados por la cultura patriarcal que no nos permiten identificar esas violencias cotidianas.

A partir de este momento, solo nos queda conocernos e imponer nuestro deseo y nuestro derecho a caminar por el espacio público sin ser molestadas, es entonces cuando podremos poner en práctica las estrategias físicas y emocionales para enfrentar la violencia sutil o no tan sutil que estamos sufriendo.

En resumen, el empoderamiento es básico para poder actuar ante cualquier agresión sexual de cualquier tipo y debemos trabajar la seguridad y la confianza en nosotras mismas para apropiarnos del espacio público en el que el patriarcado solo nos permite estar si aceptamos las relaciones de poder que nos impone del hombre sobre la mujer.

Creo que parte del reconocimiento que se hace hasta aquí de lo fundamental de apropiarnos de un espacio respetable también en la esfera pública, ha hecho que nos cuestionemos nuestros límites y los límites que deben en cierta forma regir la vía de la seguridad para mujeres que tengan a su alcance esta guía, y salvaguardar siempre el mayor grado de seguridad y bienestar, sobre todo en países donde el estado de derecho es fallido y en donde por menos de un reclamo, se hace llegar la muerte. Creo importante reconocer que hay límites incluso para los más optimistas, y habrá formas de generarnos la justicia que no siempre propongan un enfrentamiento directo con el agresor. No obstante que estas son más bien situaciones particularizantes y no el grueso de una población con vías de civilidad como las grandes ciudades y los países en menos conflictos internos que por ejemplo la situación de los ciudadanos de México y otros países con índices de violencia en un momento complicado. Todo esto ha hecho que tengamos incluso nosotras que lidiar con nuestros propios temores, de los que no estamos exentas, que van más allá del plano individual, y que hacen mella en el plano social, cultural, público  de un espacio en alza a la VBG.

Es fundamental en un proyecto como este, dar cabida a escenarios imaginarios que nos permitan alcances realistas y avanzar en contextos donde las condiciones nos permitan un avance, situación por demás que nos motiva y nos llena de orgullo y grandes esperanzas de reestructuración del espacio público. Seguimos en pie de lucha, y esperando lograr mucho más.

Por otra parte, en cuestiones más técnicas nos hemos encontrado también con dificultades, pues ha sido difícil empatar nuestros tiempos con el voluntariado y la necesidad de dedicarle un tiempo valioso a la construcción de esta guía. Sumado a esto, de iniciar en un equipo de 4 personas, ahora solo quedamos dos, lo que lamentamos por las valiosas contribuciones de nuestras compañeras que no podrán seguir en el proceso, fuera de esto seguimos entusiastas, por nosotras y por todas.”

Grupo 3: Campaña sensibilización acoso sexual callejero

“Campaña de sensibilización contra el acoso sexual callejero

El trabajo grupal en la Fase 2 del proyecto Campaña de sensibilización del acoso sexual callejero consistió en la ejecución del proyecto, en el uso de diferentes medios para visibilizar el acoso sexual callejero, partiendo de las premisas de la fase anterior.

La primera tarea consistió en crear un panfleto un arma para acercarse al público masivo y dar a conocer la campaña. Comenzamos por definir el nombre de la campaña: La Calle No Es Solo Tuya por considerar que es la que mejor representa el origen del acoso sexual callejero y es el hecho de que hay hombres que consideran que los espacios públicos y semipúblicos son suyos y practican el acoso como parte de “poder hacer lo que quiero en un espacio que es mío y en el que mando yo”. Utilizamos dos lemas para completar la campaña. Uno dirigido a ellos: Ellas no han pedido tu opinión… ¡Ahórratela!  Y otro dirigido a ellas: Identifícalo, compártelo, denúncialo… ¡Plántale cara al acoso! Ya que habíamos considerado que el grupo diana de nuestra campaña debía ser mujeres y hombres, pero especialmente ellos ya que queremos que sea su actitud la que cambie. Y no enfocarnos solo hacia las mujeres como la mayoría de campañas de sensibilización hace y que acaba haciendo responsable a las mujeres de cambiar esa realidad. Escogimos una imagen considerando el impacto que podría suponer. Creemos que es fiel a la realidad de lo que supone el acoso sexual callejero y que llama la atención de las personas, que se detendrían a observar, pensar y repensar lo que el panfleto, y luego el cartel, pretenden transmitir.

La información que se ofrece en el panfleto son: los objetivos de la campaña, una definición de acoso sexual callejero,  una contextualización del tema, las formas de participación y los datos de contacto.

La segunda tarea consistió en abrir un espacio de recogida de firmas virtual, difundir la iniciativa y valorar su impacto en la sociedad. Valoramos la posibilidad de utilizar el portal web Oiga.me, una plataforma de recogida de firmas sin ánimo de lucro, que no hacía uso comercial ni político de los datos de las usuarias y usuarios pero surgieron dificultades para iniciar sesión en este portal, de manera que finalmente empleamos el portal Change.org.

Nos registramos como Campaña #LaCalleNoEsSoloTuya (dentro del Voluntariado contra el acoso sexual callejero de AEGI). La petición que lanzamos es que las administraciones públicas impulsen una campaña para la prevención del acoso sexual callejero, que visibilice y ayuden en la denuncia y erradicación de estas situaciones. Valoramos dirigir la petición al gobierno del Estado español o varios ayuntamientos. Finalmente nos decidimos por dirigirla sólo a un ayuntamiento para ver el alcance de la medida, al ayuntamiento de Cádiz. El enlace al espacio de recogida de firmas virtual de nuestra campaña es:

https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-c%C3%A1diz-impulsar-una-campa%C3%B1a-p%C3%BAblica-para-la-prevenci%C3%B3n-del-acoso-sexual-callejero-2

La tercera tarea consistió en crear un cartel sobre la campaña, claro y directo para llegar a gran cantidad de público. Para el diseño del cartel utilizamos el lema de la campaña La Calle No Es Solo Tuya con los slógans Ellas no han pedido tu opinión… ¡Ahórratela!  Y Identifícalo, compártelo, denúncialo… ¡Plántale cara al acoso! La misma imagen que consideramos impactante para la campaña es la que hemos utilizado para el cartel. Acompañado de la información de contacto (cuenta de gmail y Twitter)

Finalmente, hemos lanzado la campaña y la recogida de firmas utilizando nuestras redes personales y las redes sociales a través de las cuentas de Twitter y Facebook que hemos abierto.”

Grupo 4: Proyecto investigación acoso sexual callejero

“La segunda fase del proyecto que corresponde a la realización de entrevistas cualitativas y  que supone el elemento central de la investigación es la más importante, complicada y a la vez más satisfactoria.

Realizar entrevistas a otras mujeres ha supuesto una experiencia muy enriquecedora porque permite conocer parte de la historia de las personas, y aprender de ellas.

También lo es porque a través de estas entrevistas va a tomar forma nuestra investigación, una investigación que busca dar a conocer que el acoso sexual callejero forma parte de la vida cotidiana de muchas mujeres, que muchas mujeres se sienten inseguras y con miedo al pasear solas de noche. Y este trabajo pretende visibilizar esta problemática, concienciar de la situación y sobre todo dar voz a todas las mujeres.

Las entrevistadas para formar parte de la investigación reúnen perfiles diversos, se ha pretendido representar a todos los grandes grupos de edad y a dos grandes niveles educativos (personas sin estudios universitarios y personas con estudios universitarios).

Todas ellas consideran que la mujer siente un mayor nivel de inseguridad al andar solas de noche por la calle, debido al posible componente sexual de las agresiones. Aunque existen diferencias en cuanto a su opinión sobre la inseguridad de los hombres, ya que algunas creen que no tienen dicho sentimiento, mientras que una de ellas llega a afirmar que la mayoría de hombres siente miedo a una posible agresión, pero no lo expresan a diferencia de las mujeres.”

Grupo 5: Espacio de denuncia e intervención en caso de acoso sexual callejero. 

“PREPARANDO EL TALLER Esta ha sido la labor principal de esta segunda fase. Durante estas dos semanas nos hemos centrado en diseñar y organizar las actividades que conformarán el taller sobre Acoso Sexual Callejero que impartiremos en la tercera fase del voluntariado a un grupo de entre 20-40 mujeres que realizaron el cuestionario de denuncia en la fase anterior. Esta fase ha sido menos dinámica, puesto que la interacción directa con el público ha sido menor, a pesar de haber mantenido la página de LA CALLE TE ESUCHA al día y en constante funcionamiento. Pero, en contrapartida, esta menor interacción nos ha permitido tener más tiempo para meditar y sopesar cuales serían los temas más apropiados a tratar en el taller y cuales las actividades y dinámicas que mejor lo enfocarían, dando como resultado las siguientes actividades: 1) Nos presentamos 2) ¿Qué es el acoso sexual callejero? 3) La cara y la cruz del PIROPO 4) Mitos sobre el acoso sexual callejero 5) ¿Qué me quieres enseñar? 6) Las cosas que pienso de ti y nunca te digo 7) ¿Qué hago si me acosan? 8) Cierre de actividad Con este elenco de temáticas se ha querido hacer hincapié principalmente en que las participantes en el taller lleguen a obtener unos conocimientos básicos sobre este fenómeno, así como saber distinguir las conductas que se nos presenta normalizadas pero que en realidad se encuadran como propias del acoso sexual callejero; todo ello sin olvidar ofrecer unos consejos básicos sobre cómo actuar ante un caso de este tipo. Todo ello se ha hecho teniendo en cuenta que el taller no va dirigido a un público experto y que, por tanto, las actividades han de ser más dinámicas que teóricas para no caer en la saturación de las participantes.”

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Experiencias Proyectos (Fase 1)

Grupo 1.Guía de autodefensa en situaciones de acoso sexual callejero:

“El enfrentarse al ejercicio de conocer, indagar y visibilizar las violencias estructurales producidas por el patriarcado y el sistema capitalista, siempre es un ejercicio de empoderamiento y de toma de consciencia sobre la situación en la que vivimos y las violencias sutiles que antes nos pasaban por desapercibidas.  Y esta evolución interior, creemos que es el primer paso para empezar a cambiar nosotras mismas y el entorno que nos rodea.

Al ir elaborando esta guía y buscando los recursos necesarios, nos hemos topado con varios recursos interesantes: libros, páginas web, artículos, vídeos, etc.; que antes no conocíamos y que nos han abierto nuevos caminos de reflexión y enriquecimiento; además de aportarnos nuevas ideas de acción y estrategias para afrontar situaciones de acoso sexual callejero y de autodefensa.

Pensamos que la elaboración de esta guía nos servirá tanto a nosotras como a las personas que se acerquen a ella, pues el primer paso para luchar contra estas violencias es visibilizarlas en todas sus formas, y después buscar alternativas de acción tanto en lo público como en lo privado, pues lo personal también es político, y el patriarcado es un sistema como un sistema de organización social en el que los puestos clave de poder (político, económico, religioso y militar) se encuentran, exclusiva o mayoritariamente, en manos de varones, discriminando a la inmensa mayoría que conformamos las mujeres.”

Grupo 4.Proyecto de Investigación Social sobre el Acoso Sexual Callejero:

Este proyecto lo llevamos a cabo tres compañeras del Voluntariado Digital:

Judith Hidalgo, Ane Agirre & Susana Tomé.

Tiene como finalidad realizar una investigación que aporte datos sociológicos sobre la problemática del acoso sexual callejero. Pero el tema principal como tal es muy general, por lo que se ha planteado realizar una investigación que trate un tema mucho más concreto que fuera interesante y útil dar a conocer que se encuentra dentro de la temática del acoso sexual.

El grupo de trabajo ha decidido analizar el sentimiento de inseguridad que sufren las mujeres al transitar por la calle sin compañía y de noche, debido a su condición de género y cómo afecta a sus vidas.

La decisión de investigar un tema tan complejo como la sensación de inseguridad que sienten las mujeres en la calle por la noche se debe a querer dar un paso más allá de los temas de investigación más concurridos en el ámbito del acoso sexual callejero.

Este tema, además de los piropos, de las agresiones sexuales físicas, y muchas más formas de violencia, también muestra una vertiente del acoso sexual callejero, pero de una manera más sutil.

El acoso sexual callejero es un ejemplo de violencia simbólica, que urge visibilizar.

La situación de inseguridad de la mujer cuando va sola, por la calle y de noche, es una realidad que sufren muchas mujeres que en ocasiones da lugar a una modificación de sus prácticas diarias. Este hecho está totalmente normalizado, naturalizado y que se acepta como algo lógico.

Por este motivo se ha decidido trabajar este tema, para darle visibilidad y mostrar que no debemos tener miedo a caminar solas en la noche.

El trabajo en equipo siempre presenta dificultades, cuanto más cuando se trabaja de manera virtual. En este pequeño espacio de tiempo, como lo es una semana, no permite hacer una valoración justa sobre el trabajo en equipo. Pero la relación con este ha sido totalmente positiva en términos relacionales, teniendo en cuenta las dificultades que conlleva la diferencia horaria para trabajar, y que no tenemos exclusiva dedicación a este proyecto.

En cuanto al proyecto en concreto, ha sido muy fácil porque hemos puesto todas un poco de nosotras en cada parte del proyecto y respetando siempre las opiniones de todas. Esta primera fase es el arranque para que todo se ponga en marcha, para empezar a organizarlo todo, y empezar a conocer nuestras formas de trabajar. Es quizás la más complicada pero también la más necesaria,  ¡el trabajo con las chicas solo puede ir a mejor!”

Grupo 5.Espacio de denuncia e intervención en casos de acoso sexual callejero:

“LA CALLE TE ESUCHA. Este ha sido el nombre que decidimos poner a la página de facebook que ha guiado toda esta primera fase. Gracias a ella hemos promocionado un cuestionario de denuncia y la posibilidad de atender las situaciones de acoso por vía directa a través de mensajes privados. LA CALLE TE ESCUCHA nos ha permitido igualmente ofertar el taller correspondiente a la fase siguiente (con gran éxito hay que decir: 154 personas realizaron el cuestionario y un 69% de ellas desean realizar el taller).
Los datos recogidos en estas dos semanas nos han permitido obtener información muy relevante.
 El 91 % de las personas que realizaron el cuestionario afirman haber sufrido acoso callejero (7 de cada 10 hombres afirman no haberlo sufrido, frente a un 4% que lo niega en el caso de las mujeres).
 El 64% de las personas que afirman haberlo sufrido, manifiestan haberse visto en esta situación hasta en más de 10 ocasiones.
 La conducta que más se repite: los piropos y/o descalificaciones
 El sentimiento más frecuente: la rabia; y el que menos: la culpa
 El 84% manifestó haber modificado su vida cotidiana tras sufrir el acoso.
Como dato preocupante nos parece importante resaltar que un 26% afirmó haber vivido algún intento de violación, de las cuales un 6% llegó a sufrirlo. Resulta evidente que estas cifras son demasiado elevadas teniendo en cuenta la gravedad de tales conductas.
En cuanto a la valoración del trabajo, hemos de decir que nos ha resultado muy productivo y gratificante, sobre todo viendo la gran acogida que hemos tenido y el apoyo y animo recibidos por las personas que han participado en la denuncia. Hemos notado un gran sentimiento de hermanamiento y de unión que nos ha hecho el trabajo mucho más fácil.
En resumen, estamos encantadas! Encantadas con la gente, con el apoyo recibido, con el trabajo realizado, con los resultados obtenido y con la buena relación entre las dos integrantes del grupo.”

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Curso Voluntariado digital sobre acoso sexual callejero

voluntariado digital

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario